Préstamos intercompany: consideraciones que podrían no estar tomando en cuenta al momento de pactar sus tasas de interés

Los préstamos intercompany son una de las transacciones más recurrentes entre vinculadas. Su análisis puede y debe realizarse mediante la aplicación del método del Precio Comparable No Controlado – PCNC. En ese sentido, nos atrevemos a indicar que en la actualidad no hay empresas medianas o grandes que no pidan a sus asesores el rango de tasas de mercado que deben considerar para cumplir con el principio de plena competencia. No obstante, la aplicación sin tomar en cuenta el riesgo de la empresa que recibe el préstamo, podría estar llevándolos a un error sistemático.

A fin de aterrizar en el error del que se habla debemos revisar la aplicación del PCNC. Primero, la aplicación permite realizarlo de manera interna y externa. El PCNC en su versión interna compara las tasas pactadas entre la empresa analizada y su vinculada y las tasas pactadas entre la empresa analizada y entidades financieras (terceros independientes); gráficamente:

Se construye el rango intercuartil a partir de las tasas pactadas con los terceros independientes en función a las características del préstamo (monto de capital, fecha, plazo, moneda, entre otros). Cabe indicar que en este análisis si se considera el riesgo de la empresa deudora; pues la evaluación la ha realizado de manera individual cada banco (es lo que corresponde).

Por otro lado, tenemos la aplicación del PCNC en su versión externa, la cual compara las tasas pactadas entre la empresa analizada y su vinculada y las tasas pactadas entre entidades financieras (terceros independientes) y empresas domiciliadas (terceros independientes). Esta versión del método del PCNC es la más utilizada.

Para ello, suele recurrirse a las tasas que se encuentran dentro de la Superintendencia de Banca y Seguros.

En el caso estricto de entidades bancarias, encontraremos las tasas activas de créditos otorgados por tipo de empresa. Cabe indicar que este es uno de los criterios más importantes a la hora de seleccionar las tasas de interés comparables además de los plazos, monto de capital, fecha, moneda, entre otros). A partir de dichas tasas, se procede a construir el rango intercuartil de tasas de mercado. Y es por la misma naturaleza de la construcción que se cae en el error sistemático indicado al inicio de la presente.

Ello debido a que las tasas encontradas están considerando el riesgo de las entidades financieras para el total de sus clientes y no para la empresa bajo análisis. Por ejemplo, el Banco “Triple B”, al establecer una tasa corporativa de 5% considera dentro de esta tasa la morosidad del total de su cartera. Entonces, al construir un rango con las tasas encontradas en la SBS estamos castigando a la empresa analizada con el riesgo (morosidad) de todas las empresas peruanas (en promedio). Cabe indicar que se cuenta con la metodología que elimina este riesgo de todo el mercado para incluir el riesgo de la empresa analizada, lo cual muestra un análisis correcto de la transacción.

Por lo tanto, recomendamos revisar cómo ha sido construido el rango de mercado que utilizan al momento de establecer sus tasas de interés con partes vinculadas.

Etiquetas:
Compartir en:
También te puede interesar:
TPA Informa
Suscríbete a los boletines de TPA Advisors y recibe las últimas novedades y noticias del mundo financiero.